Por Jesús Marugán Escobar, librería Akira Cómics (Madrid)

Uno de los mayores hándicaps del cómic occidental ha sido desde siempre el escaso o casi nulo papel femenino tanto en lo relativo a sus personajes como a las autoras de los mismos. El pasado julio de 2018 tuve de nuevo el gran honor de asistir a la Gala de los Premios Eisner de San Diego, y en dicha gala, allí sentado a escasos metros del escenario, por fin pude disfrutar de algo inédito hasta ese momento en Europa y América: la constatación de que el cómic ha perdido esa etiqueta de “solo hombres” entregando nada menos que ocho (ocho!) premios Eisner a dos cómics inmensos creados por mujeres y protagonizados por mujeres: Empress de Marjorie Liu y Sana Takeda y Lo que más me gusta son los monstruos de Emil Ferris.

Ahora mismo tenemos que afirmar que el cómic es un territorio ideal para que autoras y protagonistas femeninas cuenten historias apasionantes de todo corte y perfil, de todos los géneros y para todos los públicos. Historias que se han echado en falta a lo largo de las décadas porque el Noveno Arte, sin creadoras y sin protagonistas femeninas, ha vivido a un escaso 50% de sus posibilidades. Afortunadamente año tras año esta tendencia se va normalizando hasta el punto de que el presente recorrido temático de 7 buenos cómics protagonizados por mujeres ha sido difícil dada la gran oferta que ahora disponemos como lectores y prescriptores de cómics. Este listado que proponemos no es el mejor, pero sí hemos querido recorrer las máximas narrativas posibles, ya que la presencia de la mujer en el cómic es enriquecedora y tan diversa como la vida misma, como la cultura que hay detrás del Noveno Arte:

Vida de la Capitana MarvelComenzamos por la más inmediata puesto que su película se estrena precisamente el 8 de Marzo de este año: Hablo de la Capitana Marvel y el cómic Vida de la Capitana Marvel publicado por Panini Cómics. Carol Danvers, la Capitana Marvel, debutó en los años 70 en el universo Marvel y desde entonces ha tenido una presencia en los cómics gradualmente mayor y más relevante. Este cómic en concreto es perfecto para nuevos lectores y fans de la película. Nos descubre al personaje y su trasfondo con un preciosista dibujo cortesía de Carlos Pacheco y cuyo el guión trata a la Capitana Marvel como lo que debe ser, un personaje tan importante como sus contrapartidas masculinas de los Vengadores.

Seguimos con Lo que más me gusta son los monstruos, publicado Lo que más me gusta son los monstruospor Reservoir Books, una obra multipremiada en 2018. Ella sola se llevó 3 Eisners el año pasado. Su autora Emil Ferris nos presenta a la niña Karen Reyes, que trata de investigar la misteriosa muerte de su vecina Anka Silverberg y a lo largo de esa investigación se despliega un crisol de temáticas tan apasionantes como enriquecedoras, tanto sobre la historia reciente de Europa como del desarrollo preadolescente de la joven protagonista. Un cómic que incluso en lo formal es un despliegue de talento artístico, ya que vemos desfilar por sus páginas una variada galería de réplicas realistas de cuadros famosos o portadas de cómic de terror pulp.

El azul es un color cálidoDel cómic de Emil Ferris saltamos hasta El Azul es un color cálido, obra igualmente premiada de la francesa Julie Maroh y publicada en España por Dibbuks. En este cómic vamos a acompañar a su protagonista Clementine por un viaje de autodescubrimiento de su sexualidad y del amor que se manifiesta en cuanto el personaje de Emma, una chica de cabellos azules, se cruza en su vida. Julie Maroh enfoca este “slice of life” de una forma muy hermosa y natural, normalizando lo que es la vida sentimental de cualquiera en este siglo XXI, sin importar sexo ni procedencia y enganchándonos a un relato que te llega muy dentro y que está repleto de momentos en los que cualquiera podría identificar su propia vida.

Nuestra siguiente parada es Sally Heathcote: Sufragista. Este cómic, editado por La Cúpula, esSufragista una interesante reflexión sobre la historia contemporánea y el movimiento de conquista de derechos civiles de la mujer, narrado a través de la protagonista (cuyo nombre titula la obra) que si bien es un personaje inventado, vive y actúa en un contexto histórico totalmente verídico. Mary Talbot, la guionista, escribe una historia que nunca debería ser olvidada, un episodio de nuestra historia que pone en valor la lucha y el largo camino que el sexo femenino ha tenido que recorrer hasta poderse equiparar al hombre. Camino duro tal y como muestra el cómic, con esa lucha de las que pelearon por el derecho a votar, las sufragistas del título. No podemos abandonar esta recomendación sin hablar del dibujo y tinta de Bryan Talbot y Kate Charlesworth, realizado con un estilo muy personal, y que combina a la perfección relato e imágenes.

PersépolisSeguimos con el recorrido, y desde Sally Heathcote saltamos ahora hasta Persépolis de Marjane Satrapi, editado en España por Norma Editorial. Nos encontramos con un cómic muy popular actualmente, adaptado a animación, y con numerosos premios, pero tenemos que incluirlo en este listado porque es necesario que todo el mundo lea, y conozca, lo que supone ser una mujer en ciertas partes de este planeta como el Irán de los ayatolás. Marjane Satrapi nació en el seno de una familia iraní progresista y culta, una mujer educada en los estándares de igualdad propios del occidente moderno, pero en una nación como Irán, uno de los lugares con una sociedad más machista del planeta. Persépolis es la historia de la propia Marjane ante ese panorama, su rebelión frente a la sociedad patriarcal y opresiva de Jomeini, y en última instancia su exilio a Francia, un país donde poder disfrutar como mujer de una vida bastante más normal que la propia de su tierra natal. Persépolis es, en resumen, un cómic para recordarnos a todos cuan afortunados somos quienes gozamos de derechos, libertades y facilidades para vivir, trabajar y desarrollar cualquier actividad o ideología, especialmente siendo hombres. También para recordarnos que todavía hay muchos lugares del mundo donde, por desgracia, una mujer es tratada inferiormente a su contrapartida masculina solo por el hecho de ser mujer.

La siguiente obra es Heavy Vinyl, un cómic de aventuras editado por Fandogamia, y Heavy Vinylprotagonizado por cuatro chicas que se aleja de tópicos del género y de lugares comunes (habitualmente creados por hombres). Sus autoras, Carly Usdin, Nina Vakueva, Irene Flores y Rebecca Nalty, nos cuentan una divertida historia de aventuras que no cae en estereotipos ya manidos, y que escapa de clichés habituales en el cómic de aventuras. Heavy Vinyl es un cómic de este siglo, un cómic ideal para lectoras y lectores, ya que solo trata de contar una buena historia. Lo que en otros tiempos hubiera sido un cómic de cuatro amigos con la chica de comparsa, esta vez se ha transformado en un grupo de cuatro chicas muy bien escritas.

El príncipe y la modistaTerminamos por un cuento moderno fascinante llamado El Príncipe y la Modista. Editado por Sapristi Cómics, su autora Jen Wang nos cuenta algo que parece la clásica historia del príncipe protagonista: machote, salvador, listo, etc, etc y la modista sumisa, casera y entregada. En apenas unas páginas, el cómic da un giro de 180 grados y se vuelve una historia apasionante, moderna, pero que mantiene elementos clásicos de los cuentos de Andersen si bien toma distancia de los clichés masculinos del género. Entramos en un territorio nuevo, donde la ambivalencia está a nuestro alrededor y que define el siglo en el que vivimos. El cuento de repente convierte a la modista en el verdadero motor de la historia, y aunque en el fondo estemos leyendo una muy bella historia de amor, sin duda alguna no es la que uno podría esperar (¡por suerte!) a tenor del título.

Vida de la Capitana Marvel y El Príncipe y la Modista son principio y fin de este recorrido y el resumen de los cómics actuales: una disciplina artística con viñetas donde por fin la mujer ha ocupado su merecido lugar y la que tenemos que agradecer su actualización, aportando narrativas y dibujos que han ampliado, enriquecido y universalizado el noveno arte. Gracias por ello a todas las que trabajaron, trabajan o trabajarán en el mundo del cómic. Vuestra presencia en el cómic es necesaria para que la otra mitad de la humanidad no nos creamos el centro del universo.