Ayer leímos sorprendidos que Carlos Ezquerra había fallecido. De la sorpresa pasas al estupor y a la rabia. Rabia egoísta. Egoísta, sí. Porque no queremos que ninguno de estos dibujantes se nos muera nunca.Porque de alguna manera forman parte de nosotros y cuando desaparecen, se nos muere un pedacito de infancia o de juventud. Parece que ellos van a estar siempre ahí, como los personajes que han creado. Los ves en fotos, lees artículos, los sientes cerca. Si además puedes coincidir con ellos en un Salón y logras que te hagan un dibujo, piensas que sólo te han firmado a tí, que sólo te han hablado a ti. Y ese cómic dedicado, ese fanático cuaderno o esa hoja volandera con un dibujo hecho en pocos minutos pasa a ser la obra de arte más admirada de toda tu casa. Y de repente, a través de un simple tweet, te enteras de que Ezquerra ha muerto. Y acabas rabiando  con un montón de personas más que sienten honestamente su pérdida y lo dejas escrito en alguna red social. Luego te pones a leer lo que dicen lo periódicos, sus compañeros, y la gente que sabe de esto del cómic. Termina el día. Lees la última viñeta. Y ya está. Este héroe no resucita. Por lo menos entre los vivos. En las librerías el recuerdo permanece en las estanterías, por lo menos un tiempo, que con Ezquerra será largo. Muy largo.

major eazyThe Sun ha dicho que ha muerto una leyenda del cómic. Y tienen razón. Ezquerra alcanzó el grado de leyenda. Carlos Ezquerra, el cocreador de Juez Dredd, uno de los grandes artistas españoles, nacido hace 70 años en Ibdes, Zaragoza, era una leyenda y seguirá siendo leyenda.

Dibujó westerns, historias de guerra, trabajó sobre todo en la industria editorial británcia. Creo la imagen del soldado británico Major Eazy, dibujó El Mestizo, y llegó el Juez Dredd. Sus creaciones le iban abriendo puertas pero el Juez le dio la fama. Lo dibujó durante años. Luego llegarían las dos adaptaciones cinematográficas. Una con Sylvester Stallone y otra Karl Urban.

No fueron sus únicos personajes. Ahí está el cazarrecompensas Johnny Alpha, de Perro de Estroncio. Y fue colaborador en otras muchas series. como Bloody Mary o Las aventuras en la brigada del rifle.