DIABLO HOUSE (Norma Editorial). A la venta en librerías el 22 de febrero

El trato es sencillo: tu alma eterna a cambio de cumplir tu mayor deseo. El trato fáustico, el pacto demoníaco… un clásico de las historias de terror. Pero la vuelta de tuerca que TED ADAMS y SANTIPEREZ  plantean lleva el servicio de compraventa de almas un paso más allá, con local, servicio comercial y alquiler de habitaciones,para toda la eternidad.

Diablo House de Ted Adams, Santiperez y Jay FotosRecordando en su aspecto gráfico a la desaparecida revista Creepy (no en vano el artista publicó en ella en la última etapa de la misma) el tomo Diablo House reúne la miniserie USA de 4 números, con el mismo número de historias, en un repaso macabro sobre los deseos humanos. Comenzando en la actualidad y retrocediendo hasta principios de los años 40 del siglo pasado, cada historia trata de una ambición cumplida, de un deseo alcanzado, y del pago debido por conseguir el paraíso en la Tierra.

Con tono de humor negro y espíritu de fábula moral, Adams resume en poco espacio algunos de los mayores sueños de los hombres: dinero, poder, fama, popularidad, y las consecuencias de obtenerlo por el camino fácil. Todo ello ilustrado por Santiperez, alias del veterano dibujante español Santiago Pérez, que firma un trabajo destacable, con su estilo propio evocador del de grandes artistas clásicos que se curtieron en publicaciones de ese mismo corte como Bernie Wrightson y Richard Corben.

Destacable es el origen de la arquitectura de la Diablo House, basada en los diseños de Gaudí. Su Sagrada Familia, o la casa Batlló influencian claramente a Santiperez, dedicando incluso los artistas algunas páginas al artista catalán para explicitar su influencia en este cómic

Diablo House detalle viñeta inglés

Norma editorial publica en España este cómic de IDW con varios extras. Los bocetos y diseños de Santiperez para completar el arte del libro, y un texto de Ted Adams recordando los cómics que influyeron en Diablo House para redondear la magnífica edición de Norma.

Un tomo que se lee con avidez y que se termina en un vuelo, con una sonrisa en la boca, quizá porque queremos creer que no cometeríamos los mismos errores que los protagonistas, o por simple enfermizo placer. El disfrute está asegurado para todos aquellos que disfruten de las historias con mala baba o con un punto macabro.

José Carlos Royo
Librero. Milcomics.com (Zaragoza)