Terminado 2018, echamos la vista atrás a lo que nos ha dejado el mercado del manga y entre otras cosas, descubrimos que se han batido récords de publicaciones, como apunta Marc Bernabé en su análisis anual, o que han nacido varias editoriales nuevas, pero una de las cosas más importantes, es que se ha empezado a publicar y a buen ritmo, títulos de autores clásicos de los que casi no nos habían llegado obras a nuestro país. Y aquí...